lunes, noviembre 27

Sentir de nuevo algo parecido a estar vivo
y de nuevo sangre y luz más allá de la medianoche.
Y anticipar un fin que no fuera otra muerte
un desenlace que no fuera trágico
claro en el bosque
huellas que no son de lobos ni voces de ultratumba...

Despedazado y vuelto a reconstituir desde su corazón masticado y herido
el Dionisio a la vida.

jueves, noviembre 23

[ Asociación Libre III ]


sentirse solo e innecesario
incomunicable y arbitrario

sentir infundado
encerrado e inútil
amurrallado y en pánico en medio de las costillas y los pulmones
alambrado
pequeño
triste
solo
roto
vaciado a puñados
masticado, escupido, aplastado
costuras viejas de heridas que no se cierran
carne expuesta y verde

pulso
sangre
negro
hedor
fiebre
dolor punzante hacia la costillas izquierdas
quemadura
dolorido
viscosidad y mugre
mierda
dolor
mierda
dolor
puntos suspensivos
grieta
bloqueado
capturado
dientes
ectétera
gangrena
negro y negro de nuevo
petroleo
cerradura y picaporte
visagra oxidada
sin ojos
cruel
horrible
punto final
[ C o n c e p c i ó n ]


volver a un punto definido en tu historia personal
retornar a esos espacios y poder decir
esto fui y aquí estuve
decir estas calles fueron mías y sus horas largas hasta de nuevo el sol
sentir tangible y fantasmal lo que no es

volver
como metáfora del viaje imposible a lo oradado por el tiempo
a las huellas y cicatrices por todas partes
y la presencia en ninguna.

volver
y el polvo sobre el asfalto y las hojas marchitas
no te esperan
ni ese cielo te recuerda
porque allí no queda nada para tí.

viernes, noviembre 10

: : p r o m e t e o : . .



hoy es un buen día para morir
para no haber nacido
para convertirme en una planta o un perro
para ser secuestrado, para perderlo todo
para disolverme en el viento
para ser devorado por las aves de carroña
para ser otro
para entrar en delirio permanente
para irme a la mierda.

un hombre sin fe es un hombre que camina al vacío.
por esta senda encontraré a la muerte.

lunes, noviembre 6

P o r t a d o r d e L u z , S t e l l a M a t u t i n a
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .


Hoy he sido visitado por los siempre oportunos y bienaventurados Testigos de Jehová.
Me han dejado un edificante e ilustrativo texto cuya portada exclama "¡Se acerca el fin de la religión falsa!". Ante semejante iluminación, los testigos me preguntaron "¿sabía usted que hay una religión la falsa? [...] Y si hay una religión falsa, debe haber una que sea verdadera...". Reservándome los comentarios en ese momento, y cerrándoles casi la puerta en la cara y arrugando el panegírico, pensé que quizá hubiese sido mejor detenerme y disfrutar el enrostrarles lo iluso de su pensamiento mitopoiético.


Valga lo que sigue cómo contestación ya imposible.



¿Hay una Religion Verdadera?
Habría que preguntarse primero si hay dios.

Manifieste ud. una prueba de que dios existe.
Sin duda una de ellas será que eso es lo que expresan las escrituras, "Yo soy el uno y el inefable, el alfa y el omega, telos y arjé, las vacas y los chanchos, el silencio primordial, blablabla..." [Wn. 121, 3-5] .
Ok, de acuerdo. ¿Cuál es la garantía de que esa afirmación es verdadera?
Hmmm, ya lo sé: Dios.

Aunque... entiendo que eso es lo estabamos intentando probar.

Aún así continuemos. Seguramente esgrimirá usted que esta garantía no reside en la razón, sino en la fe. Pero déjeme decirle, en primer lugar, renunciando a la fe, renuncia usted de inmediato a cualquier entendimiento racional posible si es eso lo que espera. Entiendo que viene usted a dialogar de forma abierta, no ha imponerme un dogma indiscutible. Además, en segundo lugar... joder!, menudo sofisma para probar su asunto, la fe y no la razón, creer para creer.
Pero le sigo la corriente. A ver, claro, dios existe porque así nos los manifiesta la fe. Muy bien, pero entonces si me habla de fe, que se identifica más bien con un sentimiento o una vivencia, me habla entonces de una consideración enteramente subjetiva, en la medida que se trata de una aproximación enteramente personal y emotiva a ese dios.

Ahora bien, si usted me habla de una religión verdadera, (y entiendo que me quiere sugerir que la suya es aquella, lucky you!), me está diciendo que una experiencia enteramente personal es la garantía objetiva de que su religión es más verdadera que la de su prójimo.
Pero, y dado que hemos renunciado a cualquier argumento y parámetro racional, ¿en función de qué criterio debería yo asumir que su experiencia es más válida y legítima que la de otros? ¿Acaso la experiencia del otro no ha sido igualmente vital? ¿Usted está más vivo o más cuerdo que el otro?
De modo que no veo de qué modo se pueda garantizar algo así, además de apelar al testimonio y autoridad de dios, pero me parece que ya sugerimos que no podemos usar como elemento probatorio aquello mismo que tratamos de demostrar.


Con todo, aún podrá afirmar que la maravilla de la naturaleza y el universo, su regularidad, su inexplicabilidad y misterio insodables (para un ser imperfecto y limitado como el hombre, nótese), sugieren que 'debe' haber un dios.
Ahora bien, ¿qué prueba que deba haber un responsable para la naturaleza? ¿Qué nos autoriza a pensar que ella ha sido creada? ¿Debe haber una razón última, un fundamento para las cosas? ¿Por qué?

El que usted necesite que haya una justificación para el mundo, para sus males, para su devenir, no implica que esa justificación exista. La sed no hace que haya agua.



domingo, noviembre 5

r e v o l u c i ó n c o p e r n i c a n a


No es el mundo el que se mueve. Soy yo el que, en su desasosiego, sus laberintos, hace que todo se vuelva obscuro. Lo vacío como categoría no existe, sino que es mi propia sombra la que se proyecta sobre cuanto percibo. Soy yo el que se pudre y se consume y ve así al mundo morir, la flor caer, el presente retirarse inexorable, infundado e inútil.

Y aquel sentido del mundo, su necesidad y por ende la justificación de sí, son espectros arbitrarios que emanan de este espíritu . . . Cualquier trascendencia o comunicación parece imposible de forma efectiva . . .

Y entonces mis manos no tocan ni ven lo que son, sino apenas mi reflejo . . .

sábado, noviembre 4

[ Asociación Libre II ]

rojo sobre negro. desgarro, cicatriz y uñas.
furia y cólera.
resoplo y afilo mis uñas sobre palmas de manos.

mi voz multiple
mis pasos no se oyen
súbito y horrible
carne y mordida, apertura, abierto, dientes, dolor, rechazo, dientes herida arteria sangre
ladrido y fuga
carrera
prisa

ira
huellas
odio
corazón
alquitrán
náusea
enajenación

negro
sobre rojo.