jueves, febrero 22

invierno en verano.

sentí de súbito
como si algo ante mí se hubiese manifestado
mudo e invisible
expresándose en silencios y sincopado por gaviotas
matizado por boteros en el agua
los remos en un tiempo lento e irregular.

tonos grisáceos y nubes lánguidas en el cielo
a contraste con el lomo de una isla triste y de nadie.

reflejos improvisados de aves raudas
sobre las costillas de un mar durmiente
en llamas azules y secretas.

música que muere olvidada
voz que no se escucha
ojos transeúntes sordos y estúpidos.