lunes, noviembre 27

Sentir de nuevo algo parecido a estar vivo
y de nuevo sangre y luz más allá de la medianoche.
Y anticipar un fin que no fuera otra muerte
un desenlace que no fuera trágico
claro en el bosque
huellas que no son de lobos ni voces de ultratumba...

Despedazado y vuelto a reconstituir desde su corazón masticado y herido
el Dionisio a la vida.