jueves, diciembre 27

divinorum 4




Se trata siempre
de esto que soy
esta consciencia
singular
esta mismidad simple
esta letra pequeña en el rincón de una página
esta proyección mental de mi mismo
en el intento imposible
desmesurado
la colectividad que es mis células, mis tejidos, la floresta que es mis músculos y mis huesos
abrazada en la inimaginable apertura hacia el infinito
mis prolongaciones neuronales
el tejido completo de lo que estoy llegando a ser en este intante
arrojado
volcado por entero hacia lo absolutamente otro
fractal desplegada sobre el desplegarse de sí misma
mis extensiones innumerables
hacia el abrazo de lo otro

pero no lo encuentro
me constato a mi mismo
de vuelta
como un marinero que ha salido por la noche
ha soltado el bote
y se ha entregado a la penumbra
sin rumbo
sin meta
a la deriva y hacia la nada
sin estrellas
sin luna
el marinero y el océano
y silencio
y lanzo mis redes
allá
mucho más lejos de donde termina el horizonte
allí donde el abismo es superficie
donde olvido mi nombre
mis señas
sin historia
el bote
la marea
y el silencio

y no encuentro
nada salvo a mi mismo
relatando esta historia
narrandome e inventandome al mismo tiempo en ella
mientras por la mañana vuelvo a casa

y sonrío
el sol es generoso y brilla