lunes, enero 11

noche.

despierto.
lúcido y en medio de mi cama.

alguien pregunta: ¿quién está ahí?

intento levantar mi cabeza
y en la penumbra de la habitacion
miro hacia la puerta
- su sombra no proyecta nada.

miro, pero nada o nadie,
y sin embargo me asusta la presencia inminente de alguien o algo.

no puedo moverme.
intento incorporarme,
pero no puedo mas que observar la situación en la que me encuentro.

pánico.

como si la presencia estuviese ya justo a mi lado
intento levantar la mano hacia mi rostro
para tapar mis ojos

imposible

y grito.


entonces despierto. en la misma posición del sueño. intento comprender lo que ocurrió, indagar su significado. en principio, no es la inminente aparición de algo lo que me asusta, sino la lucidez del sueño. aunque no es exactamente la sensacion de estar despierto, estaba allí despierto, sin control de mi esqueleto, prisionero. pesadez infinita del cuerpo.
en el mismo día había leído sobre sueños lúcidos, y cómo mucha gente experimenta estas experiencias al principio como pesadillas. esa explicación me conforta y vuelvo a dormir.


ahora intento interpretar el significado de esa racionalizacion a las 3 de la mañana.

________________________________________

[esto no pretende merito literario. simplemente, a falta de decir algo nuevo, empiezo a soñar cosas. cosa rara en alguien que nunca recuerda sus sueños.]

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si pudiera hacerlo, te daria un premio novel.
...por la composición de letras que forman tus palabras.

Simplemente genial la forma de describir situaciones. Para otros, nos cuesta muchas veces encontrar las palabras perfectas.