martes, octubre 10

...mi nombre es legión...



















"Es la parte oscura e inaccesible de nuestra personalidad. [...] Nos aproximamos al ello por medio de comparaciones, designándolo como un caos o como una caldera, plena de hirvientes estímulos. Nos imáginamos que se halla abierto en el extremo, orientado hacia lo somático [...] Se carga de energía emanada de las pulsiones; pero carece de organización, no genera una voluntad conjunta [...] Pero los procesos desarrollados en el ello no son válidas lsa leyes lógicas del pensamiento, y menos que ninguna, el principio de la contradicción. Impulsos contradictorios coexisten en él, sin anularse mutuamente o restarse unos de otros..."


Sigmund Freud, 1933.

No hay comentarios.: