lunes, diciembre 7


estar entre los seres
y en la cresta de la ola
ser la plenitud de todas las cosas

a esto nos conduce una historia
escrita en minerales, amebas y bestias:
a una tarde de verano
y un éxtasis de sol, risotadas y agua salada

y en el olvido del mundo
sumergido y empapado de la vida siempre joven
ser uno en todo sin saberlo

chapotea y sumérgete de cabeza:
al final del día
no somos más que olas breves
trazos en una marea que no lleva nuestro nombre
como hormigas torpes que buscan el azúcar
de una experiencia total que no logran estas palabras


.

[6.12.09]

1 comentario:

Pseudochaman dijo...

Presente perpetuo. Jovialidad, agradecer la conciencia que se nos ha legado. Eso es para mi estar en la cresta de la ola, conectado con la constante universal, risa tras risa, pensamiento tras pensamiento. Todo concatenado en un presente perpetuo